10 trucos para aumentar tu masa muscular

Compártelo!

  1. !No te saltes comidas! Para aumentar tu masa muscular tienes que ingerir las suficientes calorías de forma constante, sobre todo para aquellos que les supone mucha dificultad ganar masa muscular (ectomorfos),

  2. por esa razón no deberías saltarte nunca ninguna de las comidas que tengas programadas, ya que cada una que te saltas, más te alejas de tu objetivo. Avisados estáis, ¡estén preparados!
  3. Los carbohidratos no son el enemigo. ¿Crees que proteína=músculo? no es así exactamente. Si tu somatotipo es ectomorfo, los carbohidratos deben ser tu mayor fuente de energía para el día a día. Arroz, copos de avena, patatas deberías consumir a diario independientemente de cuál sea tu estructura corporal para poder aumentar así tu masa muscular.
  4. Mantente limpio. Esto no quiere decir que tienes que ducharte muchas veces o que no consumas ninguna sustancia ilegal que pueda dañarte, obviamente, si no que, no todo vale, si lo que queremos es aumentar de forma correcta nuestra masa muscular. Necesitas aumentar la producción de testosterona (muy resumidamente es la que hace que podamos crecer) además de controlar la insulina. La testosterona te ayudará a generar masa muscular pero también puede aumentar tu grasa corporal, por lo que la ingesta de comidas ha de ser lo más limpia y adecuada posible, lejos de alimentos muy procesados y claramente evitando todo lo posible el fast-food.
  5. Contrólate. En este proceso de crecimiento es muy importante el “autocontrol”,debemos de ser capaces de ir pesándonos de forma frecuente yaumentar la cantidad de comida en caso de que no estemos comiendo lo suficiente.
  6. Come sano. Intenta que los alimentos que ingieres no sean excesivamente complicados de digerir, en este caso, el arroz y las patatas resultan para tu organismo más fáciles de digerir que el pan y la pasta por ejemplo. También ayudarnos de los batidos de proteínas antes y durante los entrenamientos que se absorben con mayor facilidad.
  7. Bebidas.Intenta, a diario ingerir al menos entre dos y cuatro litros de agua, y eventualmente los fines de semana un vaso de vino no vendrá mal.
  8. Come verde.Trata siempre de que en tu plato de comida, no falten nunca los vegetales, col, espinacas, etc todos ellos tienen gran cantidad de fibra y te aportarán los nutrientes y vitaminas necesarios para que tu sistema inmune esté siempre a la altura de las circunstancias durante todo este proceso.
  9. Dieta variada. No te limites sólo a comer pollo y brócoli, si siempre comes los mismos alimentos te estarás dejando fuera muchos nutrientes y minerales que te aportan otros alimentos igual de adecuados para tu dieta.
  10. Progresos. Intenta pesarte siempre a la misma hora y con el estómago vacío y, en el caso que no estés aumentando tu peso, comienza a comer más, que no peor, también controla que todo ese peso no se focaliza en tu cintura abdominal.
  11. No comas demasiado muy pronto. Cuando empieces la dieta, realiza un cálculo de cuál es tu metabolismo basal y aumenta unas 250 kcal esa cantidad de alimento, y progresivamente cada semana, si no comenzarás de golpe a ingerir una cantidad de alimentos a la que no estás acostumbrado y los progresos serán mucho más lentos, por lo que controla tu ingesta de comida, y hazlo con mesura de forma controlada.

Hasta aquí el post de hoy, esperamos que os haya servido de ayuda y os haya gustado!

Nos vemos en el siguiente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.