Colesterol HDL y LDL ¿qué es?

Compártelo!

Hoy en quierounentrenador.com vamos hablar acerca del colesterol HDL y LDL entender un poco más acerca del mismo.

El HDL es una forma de lipoproteína que ayuda a mover las grasas situadas en partes periféricas del organismo de nuevo al hígado. Cuando hablamos de fisiología digestiva, el hígado manda. Nutrientes absorbidos por los intestinos se envían la hígado para procesarse y distribuirlos por el cuerpo. Y, después de eso, se envían de nuevo al hígado para ser re-procesados. Esta última parte de la redistribución es la que involucra las moléculas de HDL. Éstas, consideradas colesterol “bueno” ya que actúa como depurador de arterias y venas, devolviéndolas al hígado para su reprocesamiento. Normalmente los niveles que solemos tener de colesterol HDL son  bajos debido a la gran ingesta de grasas trans que consumimos y a la falta de ejercicio. Un buen dato sería tenerlos por encima de 50 mg/dl.

¿Y el colesterol LDL?

Esta molécula  funciona de forma inversa al HDL en cuanto a la distribución de las grasas en nuestro cuerpo. El colesterol LDL transporta la mayor parte de energía que nuestro cuerpo necesita para mover nuestra masa muscular, la materia prima de para nuestras membranas musculares, el Omega-3 que alimenta nuestro cerebro, etc. El colesterol LDL está considerado como malo, pero esto se debe a una visión “miope” de los lípidos de la sangre y colesterol.

Siempre nos fijamos en el nivel de colesterol LDL que tenemos pero éste no es el único factor determinante. Es necesario observar el tamaño de las partículas de LDL. Éstas pueden tener varios tamaños, pequeñas y densas, (perfil tipo B) y las grandes e hinchadas (tipo B) también encontramos otras que no son ni grandes ni pequeñas, denominadas intermedias. ¿Qué quiere decir esto? pues que el tipo de partículas LDL es más importante que la cantidad en sí misma. Son las del tipo B (densas y pequeñas) comúnmente más nocivas. Éstas quedan atrapadas en los vasos sanguíneos y nuestro sistema inmune no está acostumbrado a ello de modo que las confunde con un “invasor” y las ataca.  Ésto es el inicio de una placa aterosclerótica, que poco a poco va estrechando las arterias. Es aquí cuando comienzan los problemas. Cuando las arterias se estrechan, el corazón comienza a trabajar cada vez con menor eficiencia.

hasta aquí el post de hoy, esperamos que os haya gustado y nos vemos en el próximo!

muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.