Consejos básicos para natación

Compártelo!

Hoy desde quierounentrenador.com vamos a dar algunos consejos básicos acerca de cómo mejorar nuestra técnica de natación y, con ello poder practicarla durante más tiempo sin cansarnos. La natación recreativa es uno de los deportes más practicados por los españoles, anuario estatal que controla los hábitos deportivos en el territorio español. ¿Y porqué? La natación es un deporte que puede realizarlo la mayoría de la población, desde niños hasta personas mayores. Disponemos de gran cantidad de piscinas, además que es una actividad poco lesiva, y lo más importante, es que no necesitas a nadie.

Como usuario de muchas piscinas en Madrid (no siempre nado en el mismo sitio) y dentro de lo que cabe, por mi pasado como nadador de competición durante muchos años, mucha gente se sorprende porque, ven que nado muy rápido o que mi técnica es buena etc. Cada día suele alguien realizarme alguna pregunta de, ¿cómo lo haces? ¿cuál es tu secreto? y la respuesta es muy sencilla, NO HAY SECRETO. Simplemente han habido muchos años y muchas horas de entrenamiento detrás. Éstos son los errores más comunes que suelo apreciar en la gente que está comenzando a nadar:

  1. Respiración: hay muy poca gente que controle la respiración de forma correcta. La mayoría tienden a realizar todas las brazadas posibles con la cabeza bajo el agua hasta que no pueden más, respiran y repiten la operación, al final se cansan muy rápido y no pueden nadar más.

    Consejo: Intenta siempre respirar para el mismo lado. Ya sea a la izquierda o a la derecha donde te resulte más cómo y cada dos brazas así podrás mantener un ritmo más estable durante más tiempo. Otra opción es la de adquirir un tubo frontal específico de natación con el que no hará falta que saques la cabeza y podrás nadar más cómodo.

  2. Brazos: La gran mayoría de las personas que nadan, lo hacen con una brazada muy corta, y cuanto más corta realices la brazada mayor número de brazadas das y el cansancio será mayor. Otro aspecto desconocido para mucha gente, es la tracción subacuática, es la parte de la brazada que se realiza bajo el agua. Es ahí cuando debemos aplicar más fuerza y que nuestros brazos actúen como remos.                                                                                                                                           Consejo: El movimiento de los brazos, ha de ser lo más amplio posible, tratando de extenderlos al máximo tanto delante como atrás. Cuanto más amplia sea tu brazada, menos cantidad tendrás que hacer y menos te cansarás. Una buena opción para tener mejores sensaciones mientras nadamos, son las palas. Que se pueden encontrar en casi cualquier tienda de deportes y notaremos una gran mejoría en nuestra técnica y sensaciones en el agua. Podemos encontrar muchos tipos de “palas” más grandes o más pequeñas según el objetivo que estemos buscando, en este caso, recomendaría unas palas pequeñas como las que se muestran en la imagen pero como comentamos, hay muchos tipos.
  3. Piernas: La acción de la patada en natación suele ser descontrolada. Poca gente sabe cuándo es el mejor momento para realizar la patada, cuántas realizar por cada ciclo de brazada ( un ciclo de brazada se compone de dos brazadas, si realizamos en 50 metros, 1o ciclos, habremos hecho 20 brazadas en total).                                                                               Consejo: En teoría debemos dar 6 patadas por cada ciclo de brazada, pero recreativa no debemos ser tan exactos. El ritmo del batido debe ser en torno a 2/4 batidos por ciclo. Haciéndolo bien nos ayudará a avanzar más mientras nadamos. Otro material que nos puede venir muy bien para mejorar nuestro batido de piernas son las tablas.
  4. Tronco: La posición tanto del tronco como de nuestro cuerpo en general, es importante. Nunca debemos de ir demasiado hundidos tratando de no arrastrar la piernas demasiado. Cuantas más partes de nuestro cuerpo se encuentren más cerca de la superficie, más flotaremos y nadaremos más rápido.Tanto el movimiento de los brazos como el de las piernas tiene una función importante en este aspecto. Si vamos muy lentos de brazos y piernas acabaremos nadando muy por debajo de la superficie y nos será más complicado avanzar. Intentar sacar el culo fuera nos ayudará a flotar mejor y a no ir “luchando” cada brazada por avanzar.                                                                                                                                                             Consejo: El uso el pull boy entre las piernas nos ayudará a mantenernos más a flote y podremos deslizar más en el agua. Nos resultará mucho más ameno y más fácil realizar las brazadas e iremos más rápido. En cualquier piscina se pueden usar y también podemos encontrar varios tipos diferentes. El que vemos en la foto se usa tanto para realizar piernas como para mejorar la flotabilidad.

Hasta aquí nuestros consejos para mejorar en nuestra práctica de natación, nos vemos en el siguiente post!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.