Consejos para volver al gimnasio

Compártelo!

Todos sabemos que, después de algunas semanas de vacaciones comiendo y bebiendo de más, como suele ser, septiembre llega.  Y vuelven los remordimientos, las ganas de “volver a volver” al deporte, al gimnasio, las dietas… nada nuevo bajo el sol. Hoy desde quierounentrenador.com queremos daros una serie de pautas para que esa pequeña cuesta que es septiembre y su vuelta a la rutina de gimnasio no sea tannn cuesta arriba. Ya seas deportista experimentado o estés pensando que éste es el momento para engancharte, atento a estos consejos que os ayudarán a tu “vuelta al cole”.

1. Calma

Muchach@! llevas casi un mes en la playa (o la montaña), saliendo, entrando, viajando, comiendo fuera, moviéndote menos de lo que te gustaría. Tu cuerpo a pesar de que tiene “memoria” y muchas de las adaptaciones fisiológicas y neuronales que uno va adquiriendo a lo largo de los años gracias al deporte, cuando hay un parón de cualquier tipo, nuestro organismo hasta cierto punto, “pierde” ciertas de esas mejoras que hemos ganando con el paso del tiempo. Así que, empieza poco a poco, ejercicios básicos, con poco peso, trabajo con tu propio cuerpo…en fin, que hay que volver con cabeza.

2. Vuelve a los básicos

Como hemos comentado antes en el punto anterior, durante dos o tres semanas, no compliques demasiado tus ejercicios y comienza por cosas sencillas. Tus articulaciones, grupos musculares, tendones etc tienen que volver a fortalecerse tras un parón. No comiences corriendo una hora en la cinta o haciendo sprints como loco. Carreras continuas suaves, bicicleta estática, vuelve hacer press de banca con poco peso, afianza los movimientos como el peso muerto o la sentadilla con barra. Intenta ir siempre de lo “grande” a lo pequeño y sobre todo, no tengas prisa.

3. Cambia !

Si has vuelto de vacaciones y ya no miras las barras del gimnasio como antes, Septiembre igual puede ser una buena opción para probar cosas nuevas. Normalmente en todos los centros deportivos hay mucha variedad de actividades tanto clases colectivas como piscina. Si te sigue apeteciendo darte un chapuzón de vez en cuando y te gusta la piscina, una elección muy buena es comenzar a nadar. La natación es un deporte súper completo donde trabajas todos los grupos musculares y como gran ventaja frente a correr, gimnasio… Apenas tiene impacto en las articulaciones, por lo que si tienes cierto sobrepeso o alguna problema de rodilla, el trabajo en la piscina es más que recomendable.

4. Compañía

Está más que demostrado que los seres humanos somos sociales y por ende nos gusta ir hacer deporte con amigos. Por lo que si te da cierta pereza empezar a ir de nuevo tu solo. Queda con gente, y así os animais los unos a los otros, pero eh, que el gimnasio está para hacer ejercicio no para estar de charleta! Entrenar con alguien de tu nivel puede ser un gran aliciente para ir mejorando. Todos solemos ser “muy picados” y nos gusta siempre competir. Pero por favor, no hagan los salvajes y se lesionen, tengan cuidado!

5. Salud

Casi cada día estamos viendo en los medios de comunicación noticias acerca que nuestra sociedad está cada vez más sobrealimentada y con peor salud. ¿Cómo puede ser eso? cada vez comemos más alimentos más pobres desde el punto de vista de la alimentación y si encima, nos movemos poco, estamos “condenados”. La OMS ya avisa que la nueva plaga que nos va acechar como sociedad en los próximos lustros será la obesidad. Dicho todo esto, la mejor idea que puedes llevar a cabo tras la vuelta de las vacaciones es, volver al gimnasio!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.