¿Aceite de pescado y Omega-3?

Compártelo!

Hoy, desde quierounentrenador.com vamos a comentar acerca de una de las mayores fuentes de Omega-3, aceite de pescado.

¿Qué son?

Los aceites de pescado son una fuente concentrada de Omega-3, especialmente los ácidos grasos de cadena larga AEP (eicosapentanoico) y ADH (docosahexanoico)

Los ácidos grasos omega-3 son necesarios para sintetizar la familia de hormonas conocida como eicosanoides, importantes para la regulación del flujo sanguíneo, sistema inmune, presión arterial y problemas cardiovasculares. El AEP y el ADH, ayudan a que no se formen coágulos, que pueden causar ataques cardiacos como ictus. De igual forma, ayudan a bajar los niveles de grasa en la sangre, reducen la posibilidad de arritmias y regulan la presión. Muchos estudios mantienen que el Omega-3 guarda relación tanto con la función cerebral y prevención del Alzheimer. Además de tratar ciertos problemas en niños como la hiperactividad, dislexia, etc.

En lo que a nosotros nos concierne, para los deportistas, el Omega-3 aumenta el aporte de oxígeno a los músculos, mejorando la capacidad aeróbica y resistencia. También mejora la recuperación, reduce la inflamación muscular post ejercicio… Éstos ácidos grasos, son muy importantes durante el embarazo y el periodo de lactancia, favoreciendo el desarrollo cerebral y nervioso.

¿Son necesarios?

Los suplementos de aceite de pescado y Omega-3 son una buena alternativa si no comes pescado y realizas actividad física diaria. Se recomienda al menos, una ración de pescado azul a la semana, unos 140gr. Normalmente la gente no suele alcanzar la CDR* de Omega-3 al día 450 mg, quedándose alrededor de los 200 mg. En caso de estar embarazada o encontrarse en lactancia el consumo de Omega-3 es muy recomendable. Mujeres que consumen mucho Omega-3 son menos propensas a dar a luz niños con problemas de aprendizaje y comportamiento. Un elevado consumo durante la lactancia ayuda tanto al desarrollo del cerebro y a la función tanto cognitiva como nerviosa.

¿Efectos secundarios?

Realmente no existen efectos secundarios relacionados con el consumo abusivo de Omega-3. Obviamente como tratamos de comentar acerca de todos los suplementos, el exceso siempre es contraproducente. En este caso, casi todas las formas de comercialización suele ser un comprimido al día.

*Cantidad diaria recomendada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.