¿Qué es el umbral anaeróbico?

Compártelo!

um

Hoy queremos comentar un poco un término que en ambientes de alto rendimiento es bastante utilizado pero a nivel de usuario medio de gimnasio y gente de a pie, es bastante desconocido, como bien indica el título del post, hablaremos sobre el umbral anaeróbico.

Para todos aquellos que lo desconozcan, el consumo máximo de oxígeno de una persona es la capacidad que tiene el individuo de utilizar oxígeno en una unidad determinada de tiempo, Vo2 máx y se expresa en litros por minuto (litros  de oxígeno que tu cuerpo es capaz de utilizar por minuto). Este dato, refleja el potencial aeróbico máximo que tiene un individuo, y como dato, resulta de vital importancia a la hora de valorar el estado de un deportista.

consumo máximo

Es el umbral anaeróbico, o también conocido como umbral láctico, es el momento donde el lactato comienza a acumularse. Cuando la intensidad de un ejercicio es moderada, éste no llega a acumularse demasiado rápido por lo que se genera y se “limpia” de forma equilibrada pero cuando la intensidad del entrenamiento aumenta muy rápido y no se elimina tan fácilmente, por lo que comienza apilarse (sensación de ahogo y necesidad de recuperar la respiración y las pulsaciones se disparan) y es, en ese punto cuando el metabolismo pasa de ser aeróbico a anaeróbico. Los resultados de estos datos ayudan a conocer cuál es la intensidad del ejercicio donde se encuentra la transición entre un metabolismo y otro, y por lo tanto trabajar en torno a ellos. Además, nos muestra de forma muy certera cuál es el ritmo adecuado de carrera para atletas de resistencia. Para poder entenderlo de forma más sencilla, debemos de pensar en dos individuos, uno de ellos tiene su umbral anaeróbico al 65% de su Vo2 máx (que es la capacidad máxima de oxígeno que una persona puede utilizar) y el otro individuo tiene su umbral al 85% por lo que, sobre el papel el deportista que dispone de un umbral más alto de ácido láctico será capaz de mantener una intensidad más elevada antes que éste se acumule, ya que la una de las consecuencias de la acumulación del ácido láctico es, tener que bajar la intensidad del entrenamiento o, en su defecto, parar. Por lo que su control y trabajo de tolerancia al mismo se hace de vital importancia.

Esperamos que os haya resultado interesante, nos vemos en el próximo post!

Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.